Cicasa | La importancia de una buena suela
17553
single,single-post,postid-17553,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive
  • la-importancia-de-una-buena-suela

21 nov La importancia de una buena suela

Comprar zapatos cómodos y resistentes es una decisión que involucra varios aspectos a considerar. Uno de los más importantes es tener el compromiso personal de velar por la salud de tus pies, ya que un buen calzado brindará la protección y el bienestar requeridos.

En función de esto, debes asegurarte que el zapato a elegir tenga una suela de calidad.

Las suelas buenas proporcionan importantes beneficios que redundan en una mayor durabilidad del calzado, así como ofrecerte total comodidad y seguridad al andar. Es oportuno destacar que se tienen diferentes tipos de suela y no todos son apropiados para  cualquier categoría de zapatos, más bien se debe hacer la elección correcta de acuerdo al uso que se hará de un calzado en particular, bien sea deportivo, de trabajo, para la nieve o de vestimenta ocasional.

Indistintamente del tipo de calzado y el uso que se le destine, la suela cumple una función clave, pues sobre ella reposa nuestro cuerpo y es la encargada de  amortiguar nuestros pasos. Además, se debe tomar en cuenta que una buena suela debe proporcionar un aislamiento adecuado al terreno que pisamos y ser antideslizante para evitar resbalar.

En tal sentido, es importante que al elegir zapatos para cualquier ocasión nos cuidemos de que posean una buena suela, fabricada con materiales de primera calidad y confeccionada correctamente a fin de garantizar la estabilidad necesaria al andar, evitando así caídas y sensación de incomodidad o rigidez.

1

La importancia de una buena suela

Sin duda debemos ponderar nuestra elección de comprar zapatos, en función de nuestros gustos sin sacrificar la calidad de una buena suela. Entre algunos de los motivos que justifican este argumento, te mencionamos los siguientes:

  • Es el elemento que se expone al contacto directo con la superficie a pisar, por lo que resulta imperioso que ofrezca la protección que el pie necesita en distintas superficies.
  • Ayuda a evitar problemas de circulación, cansancio, deformaciones óseas y también dolores de rodilla o espalda.
  • Aporta uniformidad y estabilidad al caminar.
  • Protege las articulaciones. Por eso una buena suela amortigua los impactos y favorece el andar confortable y suave.
  • Mayor duración del calzado, así podrás usar por más tiempo tus zapatos favoritos.
  • En el caso de personas que requieren el uso de plantillas especiales por problemas ortopédicos, una buena suela garantizará la mejor adaptación para una pisada segura. En estos casos se requiere una alineación correcta entre el pie y la plantilla personalizada, lo cual sería imposible con una suela desgastada o muy blanda.

la-importancia-de-una-buena-suela-1

Las suelas fabricadas con materiales de primera calidad nos permiten caminar con flexibilidad y ligereza. El objetivo es conseguir que la flexión del antepié al caminar sea natural, sin tener que forzar.

En conclusión, comprar  zapatos que incorporen una suela de calidad es una verdadera inversión, ya que proporcionan el placer y la seguridad que necesitas a la hora de caminar. Te sentirás bien calzado sin dejar a un lado la comodidad que tus pies y todo tu cuerpo agradecerán.

Tags:
,

Escribir un comentario